kim yo jong

Las mujeres en los juegos olímpicos de invierno 2018. Nieves C. Pérez Rodríguez

Los Juegos Olímpicos son un evento deportivo con una gran importancia diplomática en esta época. En Pyeongchang (Corea del Sur) se encuentran representaciones de 92 países, con un total de 2.925 deportistas. La gran expectación de estos juegos no ha sido precisamente las medallas, sino la tensa calma que vive la península coreana en medio de las frecuentes amenazas de Pyongyang y el desarrollo nuclear que está llevando a cabo.

Con el precedente de 1987, en el que Corea del Norte hizo estallar un avión comercial surcoreano para boicotear las olimpiadas de Seúl de 1988, en las que se negaron a participar, se temía que Kim Jong-un quisiera aprovechar el evento para mostrar sus avances nucleares, aunque no lo ha hecho y seguramente no lo hará, pero si ha aprovechado su desfile militar a tan solo 24 horas de la inauguración, para mostrar una vez más al mundo, su capacidad militar y armamentística, mostrando misiles, que según los expertos tienen capacidad para llevar a las costas estadounidenses.

Pero, contra todo pronóstico, Corea del Norte ha enviado una delegación compuesta fundamentalmente por mujeres, que parecen ser las grandes protagonistas de este acontecimiento.

Kim Yo-jong, la hermana del dictador, que ha encabezado la delegación, es quien ha atraído más las cámaras. Su presencia fue decidida a tan sólo días de la inauguración y es una muestra de cambio, o, al menos, de querer demostrar que ellos están intentando, a su manera, valga señalar, abrirse ligeramente.

Lo cierto es que ésta enigmática chica, de la que poco se conoce, concentra mucho poder en sus manos. Se sabe que estudió en Suiza con Kim Jong-un y que cuenta con su confianza, tanto que le manda como máximo representante de su gobierno. Entre las pocas imágenes que han llegado a la prensa ella siempre aparece a un lado de su hermano, discretamente ubicada, eludiendo las cámaras y dispuesta a servir a su líder. Su imagen es exactamente lo que define el código de conducta de la mujer norcoreana que debe ser discreta y conservadora, llevar una melena a los hombros, de color natural, sin maquillaje. No les está permitido teñir sus cabelleras, ni realzar los atributos físicos a través de cosméticos o atuendos reveladores. Jieun Baek, en su libro “La revolución escondida de Corea del Norte”, explica extensamente el control social que tienen los ciudadanos, pero sobre todo las mujeres, en una sociedad tradicionalmente dominada por hombres, y donde los avances no se conocen y el hermetismo es el pan diario.

La visita de Kim Yo-jong es histórica porque es el primer miembro de la dinastía Kim en visitar Corea del Sur. Además, podría marcar el comienzo de un periodo de distención, y posibles conversaciones. Considerando que Kim Jong-un no ha salido de su país desde que tomó posesión y no se ha reunido con ningún líder internacional, el hecho de que enviara a su hermana es una muestra de la desesperación económica que tiene, o bien un juego diplomático para luego poder decir que ellos han intentaron negociar. Sea como sea, han querido presentar una buena imagen de Corea del Norte enviando una delegación de muchas chicas y guapas:  229 animadoras que aparentemente fueron meticulosamente escogidas por sus atributos físicos y fidelidad al régimen de Pyongyang, además de Hyon Song-wol, la cantante pop favorita del dictador, que también es una mujer muy atractiva y militante política, a la que se le suman las 12 jugadoras de hockey hielo. Junto con un grupo artístico y un equipo de taekwondo, que harán demostraciones y un poco de relleno. Y la pareja de patinadores que han sido los únicos atletas clasificados de la selección.

Un pequeño inconveniente diplomático surgido con la participación de Corea del Norte ha sido los regalos habitualmente dados por las compañías patrocinadoras a los atletas, como parte habitual de la promoción de sus productos. Técnicamente por las sanciones impuestas a Corea del Norte habría conflicto en que sus atletas reciban estos productos. Por citar un ejemplo, la compañía Samsung ofrecerá a los miembros de los equipos participantes un móvil valorado en unos 580 euros, según informaron a la prensa, de los que al menos 12 jugadoras de hockey norcoreano podrían estar en la lista para ser recibidos, de ser esclarecido este punto. Pero Samsung, como compañía surcoreana, tiene la obligación legal de no infringir las sanciones. Lo mismo se aplica a los uniformes del equipo de hockey unificado, que en esta ocasión usarán una marca finlandesa, a pesar de que Nike es la patrocinadora oficial.

Durante la inauguración de los juegos Olímpicos de Invierno, el palco presidencial estuvo compuesto por el presidente de Corea del Sur y su mujer, el primer ministro Abe de Japón, junto con el vicepresidente estadounidense y la “hermanita” Kim Yo-jong, que robó todas las miradas y cuya presencia le dió otra connotación más allá de la deportiva al evento.

Para la clausura Trump ha anunciado que enviará a su hija Ivanka, lo que vuelve a poner el protagonismo entre las féminas, quienes podrían jugar un rol significativamente importante para la paz, o al menos para la reanudación de conversaciones.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz