global

Evento: USA, CHINA Y LA OMC. Isabel Gacho Carmona

El pasado 15 de octubre tuvo lugar en la Fundación Abertis la primera de las cuatro sesiones que tendrán lugar durante el ciclo: La nueva globalización: de las paradojas a las dificultades de hoy organizado por El Club de Roma y Esglobal. Con el título USA, China y la OMC, el evento arrojó luz sobre cuestiones como el proteccionismo, la guerra comercial, el papel de la OMC o las alianzas con terceros frente a los cambios que se están viviendo en la sociedad internacional. Moderado por Cristina Manzano, directora de Esglobal, el debate contó con expertos de la talla de Georgina Higueras, Miguel Otero y Pedro Rodríguez.

Parecía que el camino que estaba tomando la globalización era de una sola dirección, pero los acontecimientos recientes plantean dudas al respecto. ¿Sigue teniendo sentido la OMC hoy en día? ¿Es el proteccionismo una moda pasajera?

Marcó la jornada la relación entre las dos grandes potencias del momento: EEUU y China. La convivencia que se creó con Kissinger y Mao ya ha fallado. Falla desde la base. Hay falta de entendimiento. Tras meses de tensión, la ruptura se materializó el pasado 4 de octubre con el discurso de Pence: ahora son competidores estratégicos. China acumula el 20% de la deuda estadounidense y, dado que Trump concibe las relaciones como un juego de suma cero, la balanza comercial negativa con su competidor asiático es vista desde Washington como un grave problema.

China, que había gozado del estatus de “nación más favorecida” de la OMC desde 1980 entró en la Organización en 2001. Sin embargo, según Otero, la Administración Trump parece empeñada en que China no se beneficie del marco institucional de postguerra. Washington quiere repartir las cartas de nuevo, se siente más cómodo manteniendo relaciones bilaterales. El TLC firmado recientemente con México y Canadá es buena prueba de ello. En dicho acuerdo, además, EEUU se asegura la capacidad de vetar cualquier acuerdo comercial de sus socios con economías de “no mercado”, en clara referencia Beijing. Parece que entramos en viejas dinámicas que resuenan a la época de la Guerra Fría.

Sin embargo, es importante apuntar que esta rivalidad no es puramente una guerra comercial, sino tecnológica. El plan China 2025 prende colocar a la potencia asiática a la vanguardia de la innovación tecnológica. En palabras de Higueras “quieren saltar directamente al 4.0: inteligencia artificial, el espacio…” Esto asusta a Estados Unidos. ¿Serán capaces los chinos de superarlos en este campo? La idea es frenarlos antes de conocer la respuesta. De momento China depende de la potencia occidental en lo que a la alta tecnología se refiere, de ahí la importancia de los aranceles.

¿Cómo afecta este enfrentamiento internamente a estos gigantes? Por un lado, las políticas arancelarias de Trump se están empezando a notar en su territorio. En el Midwest la guerra comercial ya es cuestión en la campaña electoral. Además, los que más lo van a notar son las clases populares. “China provee a Walmarkt, que es donde compran los pobres” apunta Rodríguez. “El dolor no ha llegado a los productos de consumo, pero acabará llegando. El documental Navidad sin china ilustra muy bien la dependencia americana de este tipo de productos”.

Por otro lado, el régimen chino puede ser víctima de su propio éxito. Hasta ahora, la legitimidad del Partido ha estado muy vinculada el crecimiento económico, pero ¿Y si tuvieran éxito las políticas americanas? Se habla mucho de la capacidad de resiliencia del pueblo chino. Para Higueras y Manzano la política de hijo único puede jugar un papel crucial en este sentido. Ha cambiado la mentalidad china. Y, además de traducirse en que China va a ser una sociedad envejecida antes de gozar de un desarrollo pleno, esta política ha creado una generación de mimados, de pequeños emperadores que no están ni dispuestos ni preparados para sufrir como lo hicieran las generaciones anteriores.

En medio de esta guerra comercial y tecnológica, China está jugando sus cartas y se está acercando estratégicamente a Rusia. Dos visiones se pusieron en la masa respecto a este tema en el debate. Higueras entiende que desde occidente estamos empujando a Rusia a los brazos de China, que ambas potencias están frustradas por las sanciones y aranceles de occidente y no les queda más remedio que unir fuerzas. Rodríguez, sin embargo, es más escéptico respecto a lo que él llama el “victimismo ruso”: “Roma terminó conquistando el mundo en defensa propia”. En cualquier caso, y aunque China desconfía y guarda memoria del fracaso del Tratado de Amistad, Alianza y Asistencia mutua chino-soviético de 1950, es innegable el acercamiento de ambas potencias. Merece especial atención la colaboración en maniobras militares. Es cierto que todo parece apuntar a que no se materializará la famosa Trampa de Tucídides y que no viviremos una guerra entre Estados Unidos y China. La mentalidad del país del centro, fuertemente marcada por el pensamiento de Sun Tzu, entiende que la mejor victoria es evitar la guerra. Sin embargo, no descarta que Washington juegue la carta de Taiwán, y eso es una línea roja para Beijing. La situación es delicada y China necesita la experiencia combativa de Rusia. El chino era un ejército campesino adaptado y con poca experiencia, la última guerra que libró fue la del 79 contra Vietnam. Siguiendo las indicaciones de El arte de la guerra, ante la duda siempre es mejor dar el primer paso.

En definitiva, parece estamos siendo testigos de un cambio en las relaciones comerciales internacionales al cuestionarse los principios del libre comercio. Prestaremos atención al desarrollo de los acontecimientos.

Emperadorrr

有一次。。。 卷胡赫拉 (Juan Jose Heras)

有一次,有一位伟大的中国领导人决定将自己的国家变成世界强国。为此,他要求他的同胞们对他的决定充满信心。这涉及牺牲,如更好地控制互联网,旅行,购买,业务, 以及一般来说,他们自己的生活。但只是他知道什么对他们有好处。

他的臣民服从了。对他们来说,改善他们的生活条件比享受不熟悉的自由更为重要,这些自由可能会陷入一个习惯于统治者统治的国家的混乱之中。

然后,这位伟大的领导人与邻国的小领导人进行了交谈,解释他们应该如何处理一些问题。此外,他还承诺道路,桥梁和发电厂为了发展自己的国家和购买中国产品。最后他向他们展示了这位遥远的朋友(美国)不再值得信赖。

为了“帮助”帝国最遥远的野蛮人民,中国启动了“新丝绸之路”的倡议。它旨在将欧洲和亚洲商业化联系起来。他向这些国家借了很多钱,用来雇用皇帝的公司建造高速公路,桥梁,铁路和发电厂。 但他们中的大多数无法应付贷款,帝国不得不承担其政治和经济监督,以促进亚洲大陆的发展。

欧洲人发现了非常强大的战争魔法,使他们能够羞辱中国100年。 新皇帝知道他仍然需要这个魔法才能成为天下唯一的对话者。 这就是为什么他制定了一个吸引中国加入欧洲巫师的计划。 首先,他向他们提供了利用帝国丰富廉价劳动力使他们的法术更便宜的可能性。 后来,当中国人有钱买它们时,皇帝让外国魔术师进入他们的内部市场。 但是欧洲人仍然为他们保留了最前卫和最强大的魔力。

几十年来,这位狡猾的皇帝等待着蹲伏,给人的印象是他的帝国将像西方模式一样发展。直到有一天,由于独立,腐败和富裕社会中出现的乌托邦自由主张,民主国家才开始破裂。 然后,皇帝利用旧大陆连续的经济危机,设法抓住了那个前沿魔术,直到那一刻标志着他们之间的差异。

随着时间的推移,由于经济能力,中国正在积累政治影响力。 它还改善了欧洲的魔力并增加了其战争潜力。

这就是中国如何在21世纪恢复其合法地位:世界的中心。然而,在所有帝国,以及所有公司,最坏的敌人都在里面。也许不再需要改善生活条件的新一代人将开始要求自由和权利,这些自由和权利可以使独立运动,腐败和对政治阶层的不满感到的鬼魂复苏。 当然,在这种情况,一切都将具有“中国特色”。(Traducción: Isabel Gacho Carmona)