6206667510_4132bdce02_b

El imperio chino contraataca. Ángel Enríquez de Salamanca Ortiz

Los últimos acontecimientos acaecidos han puesto de manifiesto, aún más, las tensas relaciones entre China y Estados Unidos.

El 15 de mayo la compañía Huawei, y su filial Honor, fue vetada por el gobierno de Trump, no pudiendo vender sus productos en el país ni compañías como Google trabajar con empresas chinas. Estados Unidos acusó a la marca china de robar información y secretos comerciales entre los años 2012 y 2014.

Huawei es un gigante chino con más de 180.000 empleados y con un beneficio neto de 7.200 millones de dólares y es la segunda marca, por volumen de ventas, en China convirtiéndose así en un gigante de la telefonía móvil a nivel mundial:

Fuente: https://es.statista.com/grafico/16384/cuota-de-mercado-mundial-de-fabricantes-de-smartphones/

Este veto podría afectar muy negativamente a la marca China ya que no podría vender sus productos en un mercado de unos 300 millones de personas, como es EEUU, pero, ¿Qué puede hacer China?, ¿Qué opciones tiene?

En primer lugar las tierras raras. Las tierras raras son un grupo de 17 minerales muy utilizados para la fabricación de tecnología o productos tecnológicos, el 80% de la producción mundial está en China y, ante este veto del gobierno de Trump, China podría restringir o vetar la exportación  de  estos productos tan preciados a Estados Unidos.

Porcentaje sobre la producción total de tierras raras (2018)

Fuente: https://es.statista.com/estadisticas/600572/porcentaje-de-tierras-raras-producidas-por-paises/

En un mundo digital y tecnológico estos productos son imprescindibles en el desarrollo o en la economía de un país y más si es un país tan tecnológico como Estados Unidos donde las Startups, o empresas con base tecnológica, como Uber, Airbnb, Pinterest o Dropbox, son punteras a nivel mundial.

El “Escandio” se usa para la fabricación de aviones, el “Itrio” para la fabricación de láseres, “Lantano” para la fabricación de telescopios, el “Tulio”, uno de los más escasos, para dispositivos portátiles de rayos X, “Erbio” para la fibra óptica etc…

En segundo lugar, China tiene la mayor reserva de divisas del mundo y posee casi una quinta parte de la deuda de Estados Unidos, 1,13 billones de dólares en bonos del tesoro:

Fuente: https://www.lavanguardia.com/economia/20190526/462469973977/china-estados-unidos-guerra-comercial-deuda.html

Si el gobierno de Xi Jinping decidiera vender masivamente estos bonos, el valor de su divisa caería vertiginosamente afectando negativamente a la economía de EEUU y  haría caer el propio valor de éstos bonos restantes en manos de China y, además, generar inestabilidad en los mercados internacionales.

Por último, China también podría establecer aranceles a las empresas americanas establecidas en el país. Si esto se produjera, las empresas americanas podrían perder un importante mercado y perder valor en sus acciones. Un ejemplo es Microsoft, que tiene su principal filial en China y el gobierno ya ha decidido bloquear su buscador “Bing” en el país.

Estas podrían ser las armas más importantes para evitar las sanciones de Trump. Quizás estas sanciones o amenazas no lleguen a nada y simplemente sea una demostración de poder de las dos principales potencias del mundo para lograr la hegemonía mundial. Foto: Flickr, JD Hancock

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz