Entrevista: Yongbin Yao, Director Oficina de Turismo de China en España. Carla Flores

Es cierto que la delicada situación que se está viviendo en la provincia china de Hubei no invita mucho a pensar en estos momentos en China como país emisor de turismo. Sin embargo, al igual que allí se esfuerzan con ahínco por volver a la normalidad cuanto antes, nosotros, en España, también debemos seguir trabajando en aras de atraer a estos turistas y consolidar así la tendencia creciente de los últimos años. Por ello, hemos entrevistado al Sr. Yongbin Yao, director de la Oficina de Turismo de China en España, para conocer su punto de vista sobre algunas de las principales cuestiones relacionadas con el turismo chino y nuestro país.

¿Cuál es la situación actual del turismo chino en España? El pasado año, España recibió unos 700.000 turistas chinos, ¿cree que aumentará la cifra en 2020?

Efectivamente. De acuerdo con los datos de Frontur, ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística de España, en 2019, 669.108 turistas chinos visitaron el país. Esto supone una cuota del 0,8% en el mercado español de turismo internacional y, además, ha constatado una tendencia de crecimiento continuo desde el año 2012.

A medida que se incrementa la renta per cápita, muchos chinos van haciendo realidad su deseo de conocer el mundo, lo cual ha convertido a China en el mayor mercado de turismo emisor en el mundo. No obstante, es posible que para el 2020 la cifra de turistas provenientes de China se vea afectada por el reciente brote de coronavirus.

¿Cuáles serían, según su opinión, los aspectos en los que España debería trabajar para atraer a más turistas chinos? ¿Qué podríamos hacer y no estamos haciendo?

En primer lugar, sería aconsejable ajustar el marketing para adaptarse a las características de los turistas chinos. Los productos que sepan orientarse a las necesidades de estos turistas, tendrán seguramente mayor participación en el mercado. China y España difieren mucho en cultura y costumbres de consumo, y es lógico que los turistas chinos presenten características diferentes a las de los turistas de otros países. Por ejemplo, para los viajeros chinos, la compra sólo constituye una parte del viaje. También muestran gran interés en paisajes naturales, patrimonios culturales y gastronomía local. El mercado turístico español, para competir con otros mercados europeos, quizá necesitaría hacer un marketing diferenciado, dando a conocer a los chinos las características diferenciales y las peculiaridades insustituibles del turismo español.

Además, a pesar del aumento del porcentaje de personas que viajan por cuenta propia (FTIs), los chinos aún prefieren viajar con agencias para viajes largos. En este aspecto, es satisfactorio ver un aumento repentino de itinerarios semi-guiados más personalizables y flexibles y, al mismo tiempo, viajes de alta gama con recorridos en profundidad para grupos más reducidos de turistas. Además, algunos viajeros chinos han mostrado un fervor turístico por conocer mejor España alargando su estancia o repitiendo su viaje. Es más, ciertas agencias de viaje chinas online están colaborando exitosamente con operadores turísticos españoles.

Otro punto a tener en cuenta es que los chinos toman la decisión de viajar bajo la influencia de familiares, amigos y redes sociales. En China, los comentarios de familiares y amigos suelen ser más importantes que las promociones de las agencias de viaje, así como los comentarios y opiniones de influencers en plataformas sociales como WeChat, que también afectan mucho en la decisión de los viajeros chinos. Esto requiere un marketing prioritario a través de las redes sociales y los medios de comunicación, que priorizan las experiencias turísticas y convierten a los viajeros en comentaristas de referencia.

En segundo lugar, es necesario dar solución a las principales preocupaciones de los turistas chinos. Como España es un país lejano, los chinos, antes de viajar, suelen hacer mucho estudio e investigación, y ciertas preocupaciones influyen directamente en su decisión. Los turistas chinos se preocupan primero por si es fácil conseguir el visado. En este aspecto, notamos que los centros de solicitudes de visados españoles en China están ofreciendo servicio de calidad, aunque aún podría mejorar en cuanto a la facilitación y la eficiencia de la tramitación. Las informaciones turísticas acertadas también son de mucha importancia. Hablamos dos idiomas totalmente diferentes, por tanto, las informaciones bien traducidas en chino mandarín ayudarán mucho a los turistas, antes y durante el viaje, a sentirse como en casa. En este sentido, los departamentos administrativos y los lugares turísticos españoles han hecho muchos esfuerzos y esperamos que en el futuro los idiomas no sean un obstáculo para los turistas chinos. La seguridad también es algo que preocupa. En España, a pesar de que en general no suele haber problemas, se ha observado una alta incidencia de robos y atracos a los turistas.

¿Podría mencionarnos algún ejemplo de buenas prácticas en relación al turismo chino en España?

Las buenas prácticas son muchas: lugares como el Palacio Real, el Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, la Sagrada Familia, La Alhambra, Casa Batlló, entre muchos otros, cuentan ya con audioguía en chino. Establecimientos comerciales como El Corte Inglés, Las Rozas Outlets Village disponen ya de dependientes que hablan chino y aceptan formas de pago habituales de los turistas chinos como Unionpay y Alipay. Los Aeropuertos de Madrid y Barcelona ya tienen señalética en chino. Cada vez son más los hoteles que equipan sus habitaciones con hervidores de agua. Las celebraciones y adornos festivos en las calles con motivo del Año Nuevo Chino por parte del Ayuntamiento de Madrid y de la Comunidad de Madrid hacen que los turistas chinos se sientan como en casa. Un caso especial es Zaragoza, que consiguió un singular aumento en la cifra de turistas chinos: 6.000 en 2014, 80.000 en 2019.

¿Es relevante y merece la pena para los establecimientos turísticos españoles la obtención del sello China Outbound Tourism Quality Service Certification?

Es una certificación de calidad de servicio para proveedores turísticos extranjeros y se trata de un proyecto no lucrativo para promover la transformación y mejora de su servicio turístico orientado al mercado chino. Los establecimientos turísticos españoles pueden elegir voluntariamente si obtenerla o no, según sus necesidades propias.

¿Qué busca el turista chino?

Según una encuesta reciente, el 86% de los turistas chinos que viajan a España lo hacen para pasar unas vacaciones tranquilas; aunque el turismo de negocios también ha incrementado a lo largo de los últimos años, representando el 10% de los motivos de viaje. Los destinos turísticos más populares son Cataluña, Madrid y Andalucía. Entre los turistas chinos que vienen a España, cada vez hay más gente joven que cuenta con una mejor formación educativa y cuyas actividades turísticas de preferencia son las compras y las visitas culturales. Solamente un 25% de los turistas chinos escogen el turismo de sol y playa.

¿Qué opina sobre la reciente adquisición de Thomas Cook por parte del Grupo Fosun? ¿Podría esta adquisición contribuir a una mayor llegada de turistas chinos a nuestro país?

La adquisición de la marca Thomas Cook es una decisión estratégica propia del Grupo Fosun, la cual permite a la compañía china expandir su línea de negocio en el sector turístico. El intercambio turístico entre China y España presenta una tendencia incremental, pero una sola adquisición comercial quizá no influya demasiado en el comportamiento del turismo chino en España en general.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of