¿Vive Kim Jong-un? Nieves C. Pérez Rodríguez

Corea del Norte es el país más extraordinario, donde lo sin sentido sucede, y lo imposible ocurre, desde su creación en 1945 con la división de la península por el paralelo 38, seguido por el establecimiento de dos gobiernos distintos, una con sede en Pyongyang con el respaldo de la Unión Soviética y otro en Seúl con el apoyo estadounidense.

Kim Il-sung fue el fundador de la dinastía comunista de Corea del Norte y lideró el gobierno de Pyongyang desde el principio de la creación de las dos Coreas. Primero con el título de secretario general en 1945, luego de presidente provisional en 1946 y finalmente instauró la dictadura comunista en 1948 con el apoyo de los soviéticos quienes lo apoyaron al invadir el sur, donde Washington y Naciones Unidas intervinieron y los obligaron a retirarse y firmar el armisticio de 1953.

Kim ll-sung desarrolló una impresionante veneración a su persona que le permitió consolidar su poder autocrático, mantenerse en el poder hasta el momento de su muerte en 1994 y trasferir el poder a su hijo Kim Jong-il.

El aparato de la propaganda norcoreana ha mitificado hasta el origen de su primer líder, cuyo título es el de “eterno presidente”. Haciendo una semblanza con el nacimiento de Jesús en Belén, afirman que Kim Il-sung nació en el famoso monte Paektu, en el norte del país y que en la noche de su nacimiento una gran estrella se apareció en el cielo.

Todo en Corea del norte está envuelto de misterio y secretismo. El aparato de propagando ha articulado un sistema muy sofisticado de información en el que se filtra lo necesario y se publica lo preciso para alimentar el mensaje del régimen. Son más de setenta años de perfeccionamiento de dicho sistema y afinamiento del mensaje.

Estos últimos días varios medios se han hecho eco de los rumores de la muerte de Kim Jong-un, tercer heredero, nieto del presidente eterno. Todas las publicaciones se han basado en rumores que no han podido verificar la noticia. Pero que prueba ese carácter secretista y hermético del régimen.

Recapitulando la historia de Corea del Norte, parece insólito que pudieron sobrevivir al colapso de la Unión Soviética y la muerte de su fundador. Que pudieran continuar con una dinastía creada que ya va por su tercera sucesión, y que en esta última ocasión el heredero tomó posesión con tan sólo 27 años, y que a pesar de haber estado siempre en el ojo público se sabe bastante poco de su vida personal.

La propaganda norcoreana es muy sofisticada y ha ido adaptándose a los momentos históricos y a las necesidades sociales. Mientras sigue mitificando a Kim Il-sung, como hombre carismático al punto de deificarlo para legitimar el sistema, a Kim Jong-un lo han convertido más en un luchador, un militar innato, quien desde niño sabía disparar armas con tal destreza que podía darle al blanco a 100 metros de distancia. Las fotos publicadas por los medios oficiales siempre ponen al líder en una posición de fuerza y poder, bien sea en una base nuclear dando la orden para disparar un misil, como sea sobre un caballo galopando con destreza, a pesar de su figura poco atlética.

Es imposible saber si Kim Jong-un está vivo o no, porque esa información es secreto de Estado, y ese Estado sabe bien cómo mantenerse blindado ante el mundo y su propia sociedad. En el 2011 cuando falleció su padre, Kim Jong-il, informaron de que la muerte fue el 17 de diciembre, pero lo cierto es que se especuló también que había sucedido antes, y que el anuncio se hizo cuando estaba todo organizado -otra teoría que no se ha podido comprobar-. Los regímenes comunistas suelen jugar de esta forma. Ya lo hizo Cuba con la muerte de Fidel, y lo hizo Venezuela con la muerte de Chávez. Pero Corea del Norte es un sistema aún más hermético que maneja milimétricamente el mensaje que quieren enviar. Es posible que estén usando estos días para incrementar la incertidumbre, o despertar el interés en el tema coreano que se ha quedado en el olvido desde que el mundo está centrado en la crisis del coronavirus. O que estén organizando la sucesión. Sea como sea nos lo hará saber la agencia oficial norcoreana cuando así lo haya decidido el régimen.

The following two tabs change content below.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments