THE ASIAN DOOR: Circulación dual en alta velocidad. Águeda Parra

El despliegue de una amplia red ferroviaria de alta velocidad es uno de los grandes signos de desarrollo de China en la última década. Las comunicaciones se modernizan como resultado del impulso de la iniciativa Made in China 2025 en el sector ferroviario, propiciando que el gigante asiático despliegue las nuevas capacidades en el desarrollo de infraestructuras ferroviarias en varios proyectos a través de la nueva Ruta de la Seda.

El florecimiento de una amplia y moderna red de transporte ha permitido reducir sustancialmente las distancias entre las ciudades más importantes de la costa, para pasar a ampliar la capilaridad de la red conectando los principales núcleos de población del interior en alta velocidad. La cobertura de la red ferroviaria de China ha incorporado más de 5.400 kilómetros de vía férrea al año entre 2008 y 2019, el equivalente a la distancia entre Madrid y Doha, siendo más de la mitad red de alta velocidad. Este auge en la inversión del sistema ferroviario ha supuesto contar con más de 36.000 kilómetros de vía rápida, convirtiendo a China en el país con la red de ferrocarril de alta velocidad más larga del mundo, lo que representa más de dos tercios del total mundial. Bajo la premisa del nuevo plan quinquenal con visión 2035, el objetivo es focalizarse en el desarrollo de la economía doméstica y duplicar la red de alta velocidad hasta alcanzar los 70.000 kilómetros de vía rápida como parte de la estrategia.

La capilaridad que ha conseguido China en esta última década le ha permitido convertir las ciudades del interior en enclaves estratégicos que se conectan con los mercados internacionales en alta velocidad. Éste es el caso del corredor China-Península de Indochina que agrupa a un mercado de más de 600 millones de habitantes en la línea que conectará Kunming con Singapur, y que además contempla una ramificación hacia Laos como parte del Corredor Económico Laos-China.

China apuesta por exportar su capacidad industrial en el sector ferroviario y su know-how al extranjero, enfocándose principalmente en proyectos dentro del ámbito de la nueva Ruta de la Seda al que pertenecen 29 de los 34 países con los que China firmó contratos de construcción de ferrocarriles entre 2013 y 2019. En este período, el importe de los acuerdos superó los 61.600 millones de dólares, más de la mitad del valor que alcanzó la participación de China en proyectos ferroviarios entre 2006 y 2012, según China Global Investment Tracker (CGIT).

Asia destaca por ser la región que reúne el mayor número de contratos de construcción de infraestructuras ferrovías, ascendiendo hasta el 46,9% del total, unos 28.800 millones de dólares. Entre los destinos que agrupan los proyectos más relevantes destaca Malasia, con la construcción de los 640 kilómetros que comprenden el East Coast Rail Link con el que quedará conectado el estrecho de Malaca con la costa este del país, cuyo proyecto está de nuevo en proceso de revisión de la ruta aunque sin contemplar variaciones en la inversión prevista de 10.600 millones de dólares. Por regiones, África destaca por ocupar la segunda posición, aglutinando el 33,8% del total con proyectos que alcanzan los 20.800 millones de dólares entre 2013 y 2019. Entre los países de la región, Nigeria figura como el destino que ha acaparado el mayor peso en la construcción de líneas férreas, suponiendo más de un tercio del total de los contratos firmados en África, mostrando la relevancia que otorga incorporar a África Occidental a la dimensión de la nueva Ruta de la Seda.

Bajo el prisma del nuevo modelo de circulación dual, la componente ferroviaria se enmarca como una parte esencial en la estrategia de crecimiento económico del país en los próximos años. Por una parte, se fomenta el despliegue de la alta velocidad que permitirá a China focalizarse en el desarrollo doméstico, mientras que la componente internacional se seguirá manteniendo con la exportación del Designed in China con el que el gigante asiático persigue consolidar su posicionamiento económico y tecnológico en los mercados extranjeros.

The following two tabs change content below.

Agueda Parra Perez

Agueda Parra es Doctora en Ciencias Políticas y especialista en Relaciones Internacionales, Sinóloga e Ingeniera Técnica de Telecomunicación. Gran apasionada de Asia, del arte asiático y de la cultura china, disfruta conociendo nuevos destinos y parajes en esas latitudes que son una ventana abierta a una visión fascinante del mundo. Continúa profundizando en el aprendizaje del idioma chino y todo aquello que Asia pueda aportar.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments