INTERREGNUM: Xi repite en Davos. Fernando Delage

En enero de 2017, justo antes de la toma de posesión de Trump, el presidente chino, Xi Jinping, fue a la reunión anual de Davos para—frente a las inclinaciones proteccionistas de su homólogo norteamericano—defender ante la élite financiera y empresarial mundial la globalización y el libre comercio. Cuatro años más tarde, sólo unos días después de la inauguración de Biden (el 25 de enero), Xi pronunció un nuevo discurso ante el Foro Económico Mundial (en esta ocasión de manera telemática). En un mundo golpeado por la pandemia y el repliegue nacionalista, el líder de una China que ha logrado controlar el contagio y recuperar el crecimiento recurrió al imperativo del multilateralismo como eje de su intervención. Sus palabras pusieron una vez más de manifiesto la habilidad de los dirigentes chinos para intentar liderar la agenda internacional en un momento de transición geopolítica y económica, pero también la contradicción de fondo entre la retórica que quieren transmitir al mundo y las acciones de presión en su vecindad.

En 2021, Xi no puede contrastar sus ideas sobre la economía y el orden global con las de Biden como sí pudo hacerlo con Trump. Pero sigue actuando bajo la convicción de que Estados Unidos afronta una etapa de declive, y de que “los mayores cambios producidos en un siglo en el sistema internacional” (frase que suele repetir), ofrecen a China una oportunidad histórica para situarse como una de las potencias centrales. Su descripción de la República Popular, un actor que frente al egoísmo de las grandes potencias tradicionales se mueve guiada por los mejores intereses de la humanidad, no convencerá a muchos, pero a las naciones emergentes—su audiencia preferente—les gusta su mensaje de que “cada país es único” y “ninguno es superior a otro”. Los problemas del mundo, dijo Xi en Davos, no derivan de las diferencias entre las naciones, sino de la pretensión de algunos de imponer su sistema a los demás.

Al negar la universalidad de los valores liberales mientras identifica a la República Popular con “los valores comunes de la humanidad”, el líder chino plantea un terreno de competición, el de las ideas, al que Biden no podrá sustraerse. Pero con carácter más inmediato, Pekín también ha dado la bienvenida al nuevo presidente de Estados Unidos en forma de nuevas acciones en su periferia marítima que confirman la atención que la Casa Blanca tendrá que dedicar al gigante asiático desde el comienzo de su mandato.

El 22 de enero, sólo días después de una gira del ministro de Asuntos Exteriores por el sureste asiático que le llevó a Birmania, Indonesia, Brunei y Filipinas, China aprobó una ley que, por primera vez, autoriza a sus guardacostas el uso de la fuerza frente a buques de terceros países en aguas reclamadas por China (es decir, en el mar de China Meridional). La legislación va dirigida contra aquellos Estados vecinos que también reclaman su soberanía sobre las islas de este espacio, pero constituye asimismo una advertencia a Estados Unidos, uno de cuyos portaaviones acaba de realizar una nueva operación de libertad de navegación. Por otra parte, 11 unidades de la fuerza aérea china irrumpieron en el espacio aéreo de Taiwán el 23 de enero, y otros 15 aviones lo hicieron de nuevo dos días más tarde. Mediante este despliegue, indicó el gobierno chino, se trataba de lanzar una advertencia a “las potencias externas” (es decir, a Estados Unidos).

La competición estratégica en el mar de China Meridional y en el estrecho de Taiwán continúa pues en pie, complicando los esfuerzos de la administración Biden por mejorar las relaciones con China. Las nuevas capacidades militares de la República Popular obligan a Washington a reajustar su estrategia de defensa, a lo que también obligan otros movimientos chinos en la economía (como la reciente Asociación Económica Regional Integral) o la política (como su relación con los militares birmanos, por citar un solo ejemplo).

The following two tabs change content below.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments