Entradas

Ola de virus respiratorios en China. Nieves C. Pérez

Una nueva ola de virus respiratorios ha venido llenando las salas de emergencias de los hospitales y las salas de espera de los pediatras en el norte de China desde principios de octubre. La Organización Mundial de la Salud ha solicitado información a los oficiales chinos para conocer cuáles son los virus que están generando este claro incremento, en busca de dar seguimiento al aumento de casos de niños con enfermedades respiratorias diversas como la gripe, aunque aparentemente también otros patógenos ya conocidos de acuerdo con el ministro de Salud chino.

A priori, los recuerdos nos trasportan a finales de diciembre del 2019 y principios del 2020 en los que se especulaba sobre la nueva neumonía que más adelante fue identificada como el Covid-19, aunque aparentemente de momento se han detectado infecciones como la influenza, los rinovirus, el RSV y otras bacterias comunes que se alojan en el tracto respiratorio como las responsables de esta subida exponencial de casos en niños de acuerdo con el portavoz de la Comisión Nacional de Salud china.

China fue el país que impuso los más duros controles sanitarios a todo lo largo de su territorio con restricciones tan minuciosas que hubo quienes afirmaron que se violaran constantemente los derechos básicos ante la aplicación de tales medidas. La política del Cero Covid se mantuvo vigente aun cuando el resto del planeta había regresado completamente a la vida previa a la pandemia y, en efecto, tales restricciones generaron un negativo impacto económico en el gigante asiático.

Aunque la experiencia nos dice que la información que suministran las autoridades chinas no es confiable, es cierto que en países como Estados Unidos se vivió una escala de virus respiratorios en niños el otoño pasado y en menor medida se ha visto un aumento este año. Los científicos explican estos fenómenos en la falta de inmunidad en los menores quienes fueron protegidos durante la pandemia por lo que sus sistemas inmunológicos no pudieron prepararse o simplemente no estuvieron expuestos a virus cotidianos.

Diversas fuentes chinas afirman que muchos hospitales están colapsados y que incluso los médicos están pidiendo que se lleven a los niños a otros centros de tipo ambulatorio si su salud no está tan comprometida. Muchos centros urbanos incluido Beijing está viendo esta ola de infecciones de menores rebasar la capacidad hospitalaria. Las autoridades chinas no han respondido públicamente a la OMS, pero si han llamado a la calma social ante el aumento de casos de enfermedades respiratorios y justifican este incremento en el levantamiento de las restricciones de tres años de pandemia.

El New York Times aludía a datos de un hospital de niños de la provincia de Anhui en el que los médicos están realizando 67 broncoscopias en un día en comparación con las 10 que suelen realizar a diario.  La BBC, por su parte, citó a varios científicos que afirman que se necesita más información para determinar si existe algún nuevo virus o si por el contrario los casos se deben a virus conocidos y típicos de la estación.

El South China Morning Post publicó videos de hospitales chinos abarrotados de pacientes y afirmó que “diferentes grupos de edad se vieron afectados por diferentes patógenos, pero que la gripe ha sido la principal culpable en todos los ámbitos”, citando a una fuente oficial china.

Aunque de momento no hay una alarma, es positivo ver que la OMS en su condición institucional pidiera explicaciones a las autoridades chinas como parte de sus protocolos para poder determinar posibles nuevas infecciones. No obstante, todo parece indicar que lo más probable es que está situación se debe a la baja inmunidad que tienen los niños, pero nunca se debe obviar la falta de transparencia del gobierno chino con su información oficial, por lo que seguiremos atentos…