La antigüedad de Trump y la paciencia china

Trump es un hombre antiguo. En muchos sentidos, pero fundamentalmente es políticamente antiguo. Carece de una cultura básica de historia de EEUU, de sus instituciones, sus tradiciones y sus experiencias. En su vanidad, está convencido de que la historia que se ha construido de sí mismo, de unos éxitos empresariales cada vez más en sombras, avalan su currículum para dirigir el país más influyente y poderoso del planeta.

Así, negocia como un comerciante antiguo que, instalado en la soberbia y en la superioridad, cree que con un aparato estatal detrás puede ganarlo todo. Sin la menor sofisticación, despreciando a la diplomacia tradicional y a base de mensajes en las redes sociales combina amenazas e insultos zafios con halagos igual de artificiosos y vulgares, lo que consigue poco de sus adversarios y confunde con frecuencia a sus aliados.

Así, pasar del despliegue de una flota considerable frente a Corea del Norte con insultos personales al presidente norcoreano a halagos y guiños de vendedor de biblias del siglo pasado apenas ha conseguido avances, pero ha sembrado de dudas a los aliados tradicionales de Estados Unidos en el Pacífico. Y, a la vez, su personalismo, sus malos modos, sus maneras y sus comportamientos convierten los puestos a su alrededor en trabajos de alto riesgo y de gran rotación porque pocos resisten el tiempo suficiente para desempeñar un trabajo apreciable.

Pero el enfrentamiento principal de este momento es con China y aliados, que tienen una cultura psicológica, emocional y de prioridades completamente distinta y, lo más importante, con un concepto de los tiempos que nada tiene que ver con el occidental.

Al margen de las razones, China actúa en función de lo que cree para sus intereses nacionales, la dirige un gobierno que no tiene que rendir cuentas a su sociedad y sin contrapesos de poderes y actúa como si dispusiera todo el tiempo del mundo. A ese escenario se enfrenta Trump con precipitación y prepotencia, improvisando como un tahúr y en unas maniobras que parecen poder en riesgo algunos intereses occidentales legítimos.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments