Los niños uigures forzados a ser huérfanos. Nieves C. Pérez

Los uigures son una minoría étnica de origen turco que habita la provincia autónoma china de Xinjiang. Esta región es la más grande del país con una extensión de 1.6 millones de km2 y ubicada al extremo oeste del gigante asiático con India, Paquistán, Afganistán, Tayikistán, Kirguistán, Kazajstán, Rusia y Mongolia.

Los uigures han poblado está región por siglos manteniendo sus prácticas culturales y religiosas a lo largo del tiempo y la región. De acuerdo con un artículo de la revista Times de 2019 “los uigures descienden de los antiguos comerciantes sogdianos y Marco Polo ya en sus travesías los mencionó. Hoy en día se calcula que son unos 10 millones de uigures los que habitan Xinjiang aunque desde los años cincuenta él gobierno chino ha intentado repoblar la región movilizando progresivamente ciudadanos han a esta zona.

El partido Comunista chino también ha venido borrando las pruebas de esa presencia histórica en la región demoliendo santuarios de fe uigur. Así lo prueban imagines de Google Maps Earth en donde se puede comprobar que él 80% de las mezquitas de la región han sufrido cambios de una manera parcial o total con la destrucción de muchas desde el 2017.  Para más información ir al artículo “demolición de la identidad de los uigures de está servidora”, publicado él 4 de noviembre de 2019.

En ese intento por anular la identidad uigur hoy los niños están siendo una de las peores víctimas del PC chino puesto que son drásticamente separados de sus familias y en muchos casos enviados a orfanatos.

Debido a los estrictos controles sociales a los que son sometidos los ciudadanos en China con el agravante que, el control hacia las minorías, sobre todo las que practican algún tipo de credo se acrecienta a niveles impensables en occidente. Las autoridades tiene acceso regular a las viviendas de los uigures, escuchas en sus líneas telefónicas, conocen todos detalle de sus vidas hasta los alimentos que adquieren  así como  sus niveles de devoción, razón por la que han optado por ocular sus prácticas en público.

Muchos uigures han sido recluidos en lo que el PC chino llama “centros de reeducación” o campos de concentración para quienes han vivido el calvario o quienes han analizado la información suministrada por algunos de los que han podido salir y contarlo. Si alguno de los padres de un niño es recluido, él estado considera razón suficiente para separar al menos de su otro padre y /o resto de su familia y enviarlo a orfanatos lejos de casa.

Lo que a su vez está haciendo que él padre que queda en libertad pida él divorcio para así intentar proteger al niño de ser arrebatado de su familia y llevado por las autoridades a orfanatos. Lo que representa una doble ultraja a los valores tradicionales de los uigures, por una parte, la privación de la libertad de uno de los padres, y en segundo lugar la solicitud del divorcio ante las autoridades. La tasa de divorcios entre los uigures es increíblemente alta de acuerdo con data oficial de la región, otro elemento curioso.

La dificultad además se encuentra en que en él momento en que uno de los padres es detenido, él otro padre queda en investigación de posible “culpa por asociación”  y sospecha por lo la situación es extraordinariamente compleja de evitar y por tanto de proteger a los menores de acuerdo con Dilxat Raxit, miembro del Comité ejecutivo del Congreso Mundial Uigur en una entrevista que concedió a Marco Respinti del sitio web Bitter Winter publicada él 22 de agosto del año en curso.

En la entrevista Raxit afirma que además las autoridades chinas vienen llegado a cabo una política de planificación familiar que tiene como objetivo prevenir “el nacimiento del futuros uigures, aun cuando la política del hijo único haya sido erradicada en China después de décadas de ejecución forzoza”.

Por otra parte, Xinjiang cuenta con una ubicación privilegiada al compartir frontera con ocho países distintos que a su vez son un jugoso mercado para Beijing, mientras que paso obligatorio y estratégico de uno de los proyectos estrellas de Xi, la nueva Ruta de la Seda.

Los uigures, a diferencia de otras tribus de Asia Central de característica nómadas, son un pueblo asentado en esta región y que han florecido paralelamente con la Ruta de la Seda a través de la historia. A pesar de los siglos de asentamiento su persecución de manos del PC chino es cada día mayor, puesto que no hay un aspecto de la vida ordinaria de los uigures que no haya sido escudriñada y forzada a ser cambiada desde la infancia…

The following two tabs change content below.
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments