Home Asia INTERREGNUM: Divergencias europeas. Fernando Delage

INTERREGNUM: Divergencias europeas. Fernando Delage

por: 4Asia
0 Conmentar

El 25 y 26 de octubre se celebró en Bruselas el primer foro del “Global Gateway”, la iniciativa para el desarrollo de infraestructuras globales a través de la cual la Unión Europea intenta ofrecer una alternativa a la Nueva Ruta de la Seda china (cuya tercera cumbre albergó Pekín la semana anterior). Lanzada en 2021, la iniciativa parte del reconocimiento de que el discurso normativo y democrático de la UE no es suficiente para que el mundo emergente vea en el Viejo Continente un socio útil para sus necesidades e intereses frente a los incentivos económicos y tecnológicos ofrecidos por China. Para recuperar su influencia internacional, los europeos debían adquirir un mayor protagonismo en este terreno.

La propuesta consiste en que, de manera conjunta, Estados miembros y sector privado movilicen unos 300.000 millones de euros para impulsar la conectividad de las redes energéticas y digitales, así como los sistemas de transporte, en distintos continentes. Desde una aproximación integral del desarrollo, se persigue que los proyectos de infraestructuras respondan asimismo a un marco regulatorio de transparencia y sostenibilidad coherente con las prácticas de la UE. Diferencias burocráticas habían retrasado hasta la fecha la concreción de la iniciativa, por lo que este primer foro ha sido la ocasión para convencer a nuevos socios (16 líderes del mundo en desarrollo asistieron a la convocatoria), y enunciar un listado de hasta 87 proyectos (muchos de ellos ya preexistentes).

El escepticismo no ha desaparecido sin embargo entre los observadores. La lista de asistentes invitados no fue extensa, ni especialmente representativa de las naciones emergentes. Brasil, India y Suráfrica, por ejemplo, no participaron. Tampoco los mayores Estados miembros acudieron al más alto nivel: Alemania y Francia enviaron a secretarios de Estado, mientras que Italia ni siquiera asistió. El presidente del gobierno español sí estuvo presente. Podría parecer que los gobiernos nacionales no comparten del todo lo que consideran como una propuesta de la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Lo cierto es que las diferencias también han sido evidentes en la propia Comisión. Así se desprende de un artículo publicado por el South China Morning Post la víspera de la inauguración del foro. Tras acceder a documentos internos y entrevistar a una decena de altos funcionarios, el diario de Hong Kong reveló la existencia de un profundo desacuerdo de fondo en 2020 sobre si la estrategia de conectividad europea (aprobada en 2018) debía construirse—o no—como instrumento de política exterior. Informes internos se opusieron a una propuesta que tenía por objeto fortalecer “la seguridad y resiliencia económica de la UE”, “incrementar la influencia de la UE sobre las normas y estándares globales”, y “diversificar las cadenas de valor y reducir dependencia externas”. El motivo: que dicha propuesta “pudiera mandar una señal errónea” a Pekín. No fue esa la opinión de von der Leyen cuando, en 2021, logró imponerse sobre las rivalidades entre el servicio de acción exterior europeo y los responsables de política comercial. Había entonces un proyecto, pero todavía no un plan. Y, para frustración de los defensores de un enfoque geopolítico, la gestión del dossier pasó a la dirección general responsable de la ayuda al desarrollo, donde se había rechazado el año anterior.

¿Debe la “Global Gateway” ser una propuesta de desarrollo o un modelo de inversión? ¿Un instrumento meramente económico o estratégico? Las divergencias institucionales ponen de relieve una y otra vez las disfunciones del proceso comunitario. Entretanto, el margen de maniobra europeo en el convulso escenario internacional no deja de reducirse.

También puede interesarte

Deja un comentario

CONTACTO

C/Infanta Mercedes 31, Bajo.

28020 Madrid

663 271 716

contacto@4asia.es

MENÚ

ÚLTIMAS NOTICIAS

© 4Asia – Todos los derechos reservados – Política de privacidadAviso Legal Política de cookies